El conflicto como oportunidad

Escrito por Almudena

Cuando oímos hablar de conflicto solemos asociarlo a “problema” y la reacción ante esto suele ser un tembleque de piernas… Y muchas veces en vez de afrontar la situación de conflicto evitamos la situación, metemos la cabeza debajo del suelo como si fuéramos avestruces o salimos corriendo, en vez de ver una oportunidad de desarrollo. Esto no es más que el resultado del miedo.

Pero antes de todo, ¿qué es un conflicto? ¿Qué se entiende por conflicto? En muchas ocasiones, como decía antes, se asocia la palabra conflicto a problema, a algo desagradable ante una situación en la que alguien no está de acuerdo con nuestra forma de pensar o de actuar.

Pero me gustaría incluir algunas distinciones antes de continuar, para que un conflicto sea tal, las posiciones de las dos personas deben ser contrarias y deben situarse en el mismo nivel. Por ejemplo, una persona puede pensar que un semáforo está mal situado y otra persona que el paso de cebra es el que está mal situado. En este caso no hay conflicto realmente porque sus pareceres no son contrarios, están hablando a distinto nivel y que le semáforo esté mal colocado no quita que sea el paso de cebra el que también esté mal colocado.

Y es que muchas veces no existe un conflicto real sino más bien diferencia de pareceres que incluso pueden ser complementarios. Es decir, que puede ser que tanto el paso de cebra y el semáforo estén mal colocados. Y aquello que en un principio podría parecer un “problema” mediante una buena escucha se ha convertido en un enriquecimiento.

Sí, has oído bien, una buena escucha, algo que no siempre se nos da bien. Y claro, nos cuesta tanto escuchar… Porque escuchar significa acercarse al otro sin pretensiones, sin imponer, con una actitud creadora y sin verle como una amenaza. Y para hacer esto hay que guardarse en el ego en el bolsillo, lo cual no nos gusta mucho.

Pero volvamos al conflicto, sí que existen muchas ocasiones donde nos encontramos frente a conflictos reales: en la familia, con la pareja, en el trabajo… ¿Y qué hacemos para gestionar esto?

En primer lugar, me gustaría hablar del miedo en sí mismo que nos da enfrentarnos a una opinión diferente a la nuestra, porque nos da miedo la incertidumbre de no saber cuál puede ser el resultado de esta situación. Por ejemplo, si llevo la contraria a mi jefe pensamos: “Este va a creer que voy de listo y en cuanto pueda me despide”. Así que nos callamos o nos hacemos los tontos…

Esta es una opción, pero como decimos en DBM (Modelado Conductual Desarrollativo) muy poco desarrollativa, porque el conflicto se puede abordar y verla como una oportunidad creadora y de desarrollo.

Cuando alguien nos cuestiona nuestra forma de pensar o nuestra forma de actuar,  podemos verlo como una oportunidad para repensar nuestro punto de vista y valorar si existe algún punto de mejora y explorar nuestra asertividad y nuestra capacidad de diálogo.

Así que, si en vez de verlo como una amenaza lo abordamos desde una perspectiva más desarrollativa podemos abordarlo como una oportunidad para afianzarnos posicionamiento y bien como una fuente de enriquecimiento y de mejora.

Nuestra forma de ver la vida es maravillosa. Tanto como la del resto del mundo. Y aunque pueda ser retador, abrir la mirada al otro y su forma de ver las cosas puede ayudar a mejorar tu vida.

Esto también funciona en sentido contrario, si nuestra forma de abordar el conflicto es esta, ¿por qué no pensar que los demás también pueden ver el conflicto así?

Un conflicto bien entendido puede convertirse en una oportunidad para buscar nuevas opciones, activar la creatividad y encontrar .

Esto a priori puede suponer un riesgo… pero la oportunidad de desarrollo y construcción es mucho mayor, te lo aseguro.

Y ahora te invito a compartir tus frenos para abordar los conflictos y cómo actúas cuando te encuentras ante un conflicto.

 

Cada período del desarrollo humano tiene su tipo particular de conflicto, sus problemas distintos que, aparentemente sólo pueden resolverse por la fuerza. Y jamás, por decepcionante que esto sea, la fuerza resuelve el problema. (Isaac Asimov)

Deja tu comentario

Escribe tu búsqueda y después pulsa Intro para buscar