¿Qué es lo que sabes? ¿Y cómo sabes que lo sabes?

 En la categoría de: Coaching, Crecimiento personal

Nos movemos en la vida amparados por creencias y convicciones que en algún momento de nuestra vida integramos en nuestra mente. Cuando venimos  al mundo llegamos sin ningún tipo de información y poco a poco nuestros padres nos van transmitiendo su manera de entender el mundo para poder sobrevivir en él.

Después los familiares cercanos,  los compañeros del colegio, los amigos del barrio, etc… nos van enseñando nuevas normas y conocimientos que nosotros hacemos nuestros. Pero, ¿estás seguro de que eso que aprendiste es válido y cierto en tu vida, y en tu momento actual?

Hace unos años yo editaba libros de Educación Plástica y Visual, y parte de mi trabajo consistía en localizar los títulos de obras de arte junto con el año de la obra y el autor. En una de las ocasiones me costó muchísimo encontrar el título de una obra y cuando lo hice lo localicé en un libro muy antiguo. Como no estaba muy convencida  de poder utilizar esa referencia pregunté a la responsable de corrección y estilo de la editorial y lo primero que me dijo fue: “¿Quién ha escrito ese libro? Cualquiera puede escribir lo que quiera y eso no significa que sea válido.” Pero yo pensé: “Está mujer está fatal, si lo pone en un libro!!”.

Pero es cierto, cualquiera puede escribir un libro y cualquiera puede decir y decirte cualquier cosa, pero, ¿en qué momento decides que eso es válido para ti?Reconquista

Cuando somos niños el poder de análisis y crítica es pequeño y nuestro mundo se ciñe a nuestros padres y a los amigos de guardería. Después puede que sea la presión social la que anime a seguir una  moda,  a comportarse de una manera determinada, estudiar una  carrera y no otra, u otras mil cosas que no están alineadas contigo mismo. Y es así como vamos construyendo nuestro mundo, porque en algún momento de nuestra vida otorgamos el poder a otros para transmitirnos su verdad. Verdad que puede no encajar con nuestra propia verdad.

Así que, ese mapa puede estar equivocado o no ser válido para nosotros, o incluso puede tener sentido en un momento dado de nuestra vida y no en otro. Sino párate a pensar por un momento en la cantidad de cambios que ha habido a lo largo de la historia en los mapas del mundo. Si los mapas cartográficos se revisan, ¿por qué no revisar nuestros propios mapas mentales?

El caso es que muchas de las creencias con las que funcionamos se colaron en nuestra mente sin ningún tipo de filtro y puede ser interesante revisar eso que un día nos enseñaros o nos dijeron y que nosotros decidimos convertirlo en verdad, para actualizarlo o deshecharlo, si fuera necesario, y configurar un nuevo mapa que nos permita ser más, nosotros mismos y vivir más plenamente el presente.

Deja tu comentario

Escribe tu búsqueda y después pulsa Intro para buscar

AprendizajeCambiar